EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/145839
Perfil 28 de Octubre de 2017

El minuto a minuto que controla una celebración

El usuario es:

Foto: Shutterstock

Para las ‘wedding planner’, la entrada de los novios es determinante. Esta le da apertura al evento.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@lore013

Dos ‘wedding planner’ nos cuentan cómo distribuir los tiempos para llevar un orden y una mejor logística el día de la recepción de un matrimonio.

Tener el control para disfrutar al máximo uno de los días más importantes en la vida de algunas mujeres ya no es tarea difícil. Tatiana Peña, que cuenta con seis años de experiencia como wedding planner, manifiesta que existe una herramienta vital que permite saber como se desarrollará la celebración, el minuto a minuto. Con esto, el planeador lleva una logística y un orden cronológico de las actividades a desarrollar en la recepción.
 
Un factor relevante en la fiesta y para el minuto a minuto, según Peña, es la duración de la celebración. Por protocolo esta debe desarrollarse durante seis o siete horas. Lo anterior también es sustentado por parte de la wedding planner Kelly Rodríguez, quien agrega que como máximo debe durar hasta  ocho horas.
 
Señala que la fiesta dará inicio justo cuando llegue el primer invitado. En el caso de que los novios deseen ofrecer un coctel en la entrada, este se repartirá a la primera persona que llegue. Luego, tendrán que esperar 30 minutos para que los novios puedan hacer su entrada triunfal, acompañados del vals. 
 
“Después de la entrada hay que darle paso a las palabras de los padres y la de los novios. Este tiempo debe ser menor a una hora”, manifiesta Peña.
 
En el caso del brindis, Rodríguez aconseja que se realice en menos de 15 minutos. Acto seguido, los novios se acercarán a sus invitados para capturar, a través de la fotografía, el día más soñado. Después, podrán darle paso a la comida.
 
“Yo prefiero que la comida sea lo más temprano posible, porque hay personas que no ingieren alimentos pesados tan tarde y, por lo general, esta clase de platos son de gran preparación, contienen salsas y aderezos que pueden generar indigestión. Además, si se da muy tarde, su efecto apagará a la fiesta, ya que la comida genera un efecto de llenura, apaciguando un poco los ánimos”, asegura Peña.
El tiempo de la comida dependerá de dos factores: que sea cena servida o si es bufé. Si la fiesta cuenta con 200 invitados, por ejemplo, la cena servida durará una hora y media. Mientras el bufete se desarrollará en 45 minutos, máximo una hora.
 
Luego, los novios son los encargados de darle apertura a la fiesta bailando el disco dispuesto por la orquesta principal. Esto, con la ayuda de las luces led de colores, le extenderán a los asistentes un mensaje contundente: ¡es hora de abandonar la silla para empezar a brillar en la pista!
 
Culminada la primera tanda de música, la novia atrapará la atención de las solteras para lanzar el ramo. Después, se dispondrá para el novio quien le quitará la liga. Esto dura unos 15 minutos.
Al finalizar este show, otra tanda de música amenizará el momento. Según Rodríguez, normalmente en un evento de esta magnitud, se llevan a cabo cuatro tiempos de música en vivo, alternada con música en vivo y Dj; todo programado para el goce y disfrute de los asistentes.
 
Después, darle paso a la hora loca será lo más acertado. Esta debe durar entre 30 a 45 minutos máximo. El licor podrá repartirlo antes o después de la comida y, en cuanto a picadas y bebidas, deberán ser entregadas constantemente.
 
Al transcurrir las horas del evento, la música irá bajando los decibeles. Con este mensaje los invitados sabrán que la fiesta ha llegado a su fin. 
 
Según Tatiana Peña...
“El minuto a minuto permite que los novios, familiares y el planeador tengan todo bajo control”.
 
Según Kelly Rodríguez...
“Es vital que la planeadora lleve una hoja de ruta o el minuto a minuto, pues facilita la planificación del evento”.
 
Kelly Rodríguez Miranda
Hace cinco años se dedica a la labor de ‘wedding planner’. En el 2014 recibió su certificado en el Instituto Iberoamericano Event Planner y en el 2016 tuvo la oportunidad de formarse con ABC consultores de bodas, en Colombia.
 
Tatiana Peña De la Rosa
Con seis años de experiencia como ‘wedding planner’, esta barranquillera tuvo la oportunidad de certificarse con la ‘wedding planner’ uruguaya Ana Morales. En la actualidad realiza algunas celebraciones en su salón de eventos Kasting.
 
 
El vals. Este baile tradicional se da luego de la entrada de los novios. En la actualidad hay quienes dejan de lado este momento para bailar al son de una canción que los identifique.
 
 
Lanzamiento del ramo. Este momento resulta ideal ubicarlo luego de culminar la primera tanda de música, pues los invitados estarán con todos los ánimos arriba.
 
 
La comida. La planeadora Kelly Rodríguez manifiesta que el tiempo de duración para los alimentos varía y depende de si es bufé o cena servida. El primero durará 45 minutos y el segundo una hora y media.
 
 
Hora loca. Esta es inamovible en cualquier celebración. Significa, para las ‘wedding planner’, el momento ideal para el gozo y disfrute en su punto máximo, de todos los invitados. 
 

Etiquetas

Más de revistas

LO ÚLTIMO DE REVISTAS