EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/142068
Perfil 25 de Marzo de 2017

El liderazgo empresarial de Rosmery Quintero

El usuario es:

Foto: Orlando Amador Rosales

Rosmery posa para Gente Caribe en la sala de juntas de Acopi, seccional Atlántico, donde labora desde sus 19 años.

Inguel Julieth De La Rosa Vence

Este mes, la barranquillera celebra 30 años vinculada a Acopi, gremio en el que ha escalado hasta alcanzar la presidencia nacional. Su meta, aumentar la productividad.

Recuperar la imagen de la Asociación Colombiana de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Acopi) y alinear a sus más de 10 seccionales fueron los retos que asumió Rosmery Quintero Castro hace tres años, cuando fue elegida presidenta nacional de esta confederación.

La barranquillera, que desde su ciudad natal está a la cabeza de esta importante institución, celebra 30 años al servicio de Acopi con la satisfacción de haber alcanzado en gran medida los dos retos que encontró cuando se impuso como la primera mujer presidente del gremio en Colombia.

“Al principio, entre las mismas mujeres no nos apoyamos, dudamos de nuestras capacidades, pero después  esa negación se transforma cuando empezamos a ser coequiperos y los resultados son significativos”, reconoce Rosmery cuán escépticas se pudieron mostrar algunas ante su nuevo cargo, que hoy ejerce con creces.

“Precisamente leía un estudio latinoamericano que decía que la mayor vinculación de mujeres al mundo laboral puede generar un crecimiento del PIB del 34%. En los últimos años, gracias a esta transformación, se ha incrementado la clase media, entre 2002 y 2008 hubo un crecimiento de los países latinos en un 5% y ha decrecido la pobreza”, apunta, convencida de las capacidades laborales del género femenino.

“En la medida en que la mujer se le den oportunidades y nosotras asumamos el reto, sobre todo en asuntos públicos, podemos realmente transformar nuestros países y generar mayor crecimiento social y económico”, afirma sin titubear.

De las pruebas que Rosmery tiene para argumentar lo dicho está, por ejemplo, la calidad de los emprendimientos que han liderado mujeres y de los que ella ha sido testigo.

“Un 60% o 70% de las unidades empresariales es liderada por hombres y en menor proporción, por mujeres. La mujer emprendedora es más temerosa a la hora de tomar decisiones  y asumir retos, pero cuando decide hacerlo los resultados son más tangibles y sostenibles en el tiempo. Eso tiene que ver con lo organizada, aterrizada y planificada que suele ser la mujer”, dice quien valora el “sentido y compromiso humano” de las mujeres en el interior de una empresa, “que le da un toque diferente al clima y la cultura organizacional”.

“Hay que asumir retos o crear nuestros propios retos, eso es muy significativo”.

Formación y experiencia. Tenía 19 años cuando Rosmery llegó por primera vez a las oficinas de Acopi Atlántico en busca de un trabajo eventual, de vacaciones universitarias, para tener algo de ingreso y poder decidir en qué gastar su dinero.

Mientras estudiaba Licenciatura en Ciencias de la Educación con especialidad en Psicopedagogía, en la CUC; Rosmery se encargó de organizar los archivos de la oficina. Después fue auxiliar contable, directora de un servicio de tecnología de información, asistente del director, directora de proyecto, directora comercial y directora de Acopi en Atlántico (también la primera mujer en este cargo), antes de llegar a la presidencia nacional.

“Hay que asumir retos o crear nuestros propios retos, eso es muy significativo. Es importante saber con qué actitud sacarles provecho a nuestras aptitudes para emprender. Independientemente del tiempo, hay que hacerlo con pasión y respeto. Tenemos que convertirnos en el gerente de nuestra propia vida”.

Con el tiempo, Rosmery ha aprendido la importancia de asimilar las nuevas tendencias y mantenerse siempre con la mente abierta. Así es como asciende, se mantiene vigente. Es especialista en Gestión de Recurso Humano, de la Universidad del Norte, y cursó una Maestría en Administración de Empresas e Innovación, en la Universidad Simón Bolívar. No cabe duda de que vive en constante formación y a cada título le saca provecho en su quehacer.

“El factor humano, así como la tecnología y la innovación, son pilares de la productividad, que es nuestro gran reto ahora como gremio, pues está muy baja en el país (el 20% de la productividad norteamericana) y queremos mejorarla por el beneficio de la micro, pequeña y mediana empresa”.

Así es como Rosmery lucha porque el sector empresarial en Colombia tenga mejor nivel de exportación, genere empleo más digno y disminuya los índices de informalidad. Una ardua labor que realiza día a día sin temores infundados, reconociéndose como mujer, capaz de liderar un gremio nacional y sin descuidar a sus tres hijos.

“Ese carisma caribeño abre muchas puertas, somos bien acogidos en otras regiones”, reconoce el plus que le da haber nacido en esta costa norte colombiana y que le permite mantener unido a todo el gremio, aun cuando cada seccional goce de autonomía. “Hoy con gran satisfacción puedo decir que hemos tenido una transformación muy significativa”. GC

Etiquetas

Más de revistas

LO ÚLTIMO DE REVISTAS