EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/143545
Perfil 17 de Junio de 2017

Carta de ‘Nick’ García a su papá Enrique

El usuario es:

Foto: Enrique ‘Nick’ García

La fotografía es el arte que une a ‘Nick’ con su padre, de él heredó todo su talento en esta profesión.

Ricardo ‘Nick’ García

Hola Viejo,

Esta es la primera carta que te escribo en cuarenta y seis años, siendo una persona visual y de pocas palabras (de tal palo, tal astilla) es una sensación extraña y difícil, pero haré lo mejor posible para expresar lo que significas para mí.

Gracias a ti he logrado los sueños que tenía cuando era niño, sueños

infundidos por lo que tu representabas para mí. Fuiste mi inspiración y al mismo tiempo el empuje para lograr mis sueños. Me infundiste el sentido de la responsabilidad y la integridad desde muy temprano. Me acuerdo cuando empecé a pedir dinero para ir a cine o salir con mis amigos y me dijiste que el dinero se trabajaba y me invitaste a trabajar contigo en Sparta después del colegio. Empecé a trabajar haciendo de todo un poco. Me acuerdo de cortar los rollos de papel fotográfico, revelar la película blanco y negro, hacer reproducciones, atender los clientes del almacén y ser tu asistente de fotografía (sobre todo cuando tomábamos fotos de Revista Miércoles, era la envidia de mis amigos). Gracias a esos años de trabajo le tomé pasión a la fotografía; una pasión que me llevó a querer ser fotógrafo, aunque lo que tú querías para mí no era eso. No sé si en realidad ese era tu sentimiento o lo hacías para empujarme más a que lograra mis sueños.

Me pasaste tu conocimiento y me indicaste el camino correcto. Me acuerdo una vez que hice una foto y te la mostré pensando que me ibas a felicitar por mi trabajo, pero me encontré con un crítico que me explicó qué estaba mal en esa foto. La persona tenía las manos juntas y los dedos entrelazados; sus manos eran muy prominentes en la foto. Hasta el día de hoy, cuando hago mis sesiones fotográficas oigo tus palabras y se las transmito a mi modelo “Eso parece una cerca de dedos”. Desde entonces siempre hemos tenido sesiones de crítica fotográfica que me encantan. Sé que no te gustaba que torciera la cámara, y a mí me encantaba torcerla y créeme que no era por llevarte la contraria, simplemente quería crear mi propio estilo; quería saber si tenía en mí lo propio para ser un fotógrafo auténtico.

A los veintiún años tomé una decisión de vida. ¡Quería comprobar que de verdad era un fotógrafo! Tristemente me alejé de mi familia, de mis amigos, de mi querida Barranquilla y de mi seguridad económica para buscar un futuro que fuera mío. Así que cogí mis motetes y salí hacia Nueva York a empezar de cero. Hice unos cuantos cursos de fotografía en FIT y aunque NY es la capital de la fotografía, sentí que debía buscar un punto intermedio entre mi Barranquilla y la capital del mundo y así decidí en crear mi nombre en Miami. Gracias a tu apoyo, aunque fuera a regañadientes y desde lejos, pude salir adelante. Esto te lo agradeceré toda la vida.

Estando establecido como fotógrafo con mi propio estudio y creando nombre, hace once años me invitaste a acompañarte a tomar fotos en carnaval. Desde entonces, eso creó una tradición que me llena el corazón de alegría. Paso todo el año esperando a que lleguen carnavales para poder compartir contigo lo que nos apasiona a los dos “La Fotografía”.

En ese mismo momento yo me estaba convirtiendo en lo que tú cinco veces eres, en padre. Hoy estoy en el proceso de criar a mi hijo basado en los mismos principios que inoculaste en mí. Espero lograr que cuando mi hijo crezca, poder estar tan orgulloso de él como yo sé que lo estas de nosotros. Haz sido y sigues siendo un excelente padre, pendiente de que estemos bien y siempre dispuesto a tender la mano o dar esos consejos sabios que la vida te ha enseñado.

Hoy me ha tocado a mí decírtelo, pero estoy seguro que Quiqe, Adri, Paola y Natalia están de acuerdo con mis palabras. Aunque no hayas sido el papá cariñoso y demostrativo, sabemos que siempre estuviste ahí y sabemos que nos amas.

Aunque no nos lo decimos demasiado seguido, “Te amo papá.” Y como sé que una imagen vale más que mil palabras esta foto que te tomé la muestro con orgullo cada vez que me dejan.

Ricardo ‘Nick’ García

Etiquetas

Más de revistas