EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/144105
Perfil 15 de Julio de 2017

Alejandra Ortiz ahora está conquistando Los Ángeles

El usuario es:

Foto: Archivo particular y cortesía Telemundo

Alejandra es egresada del colegio Marymount. Después decidió estudiar Periodismo en la Pontificia Universidad Javeriana, en Bogotá.

Lilibeth Hernández García

Tres premios Emmy en los que ha participado y entrevistas a personajes de la política estadounidense, como Joe Biden, tienen a esta barranquillera presentando el noticiero ‘Telemundo 52’.

Tres premios Emmy en las categorías Mejor presentadora de noticias, Mejor noticiero de la región suroeste de Estados Unidos y Mejor programa especial corto con el canal Telemundo Las Vegas, son apenas el preámbulo  en la carrera periodística de esta barranquillera. Alejandra Ortiz Chagín se suma a los talentos colombianos que se destacan en Estados Unidos. Es la presentadora del noticiero Telemundo 52, en Los Ángeles (California) y durante la semana también hace reportería. 
 
Nació en el hogar de Luis Carlos Ortiz Boude y Martha Lucía Chagín. Es egresada del Marymount. “En esa época descubrí que tenía una pasión por informar y también por el servicio a la comunidad y por eso decidí estudiar comunicación”. Así fue como al graduarse del colegio decidió estudiar esta carrera en la Pontificia Universidad Javeriana, en Bogotá.
 
De sus días en la tierra que la vio nacer recuerda que eran “sin afán, felices”. Se gozaba los carnavales “o las navidades en el mejor vividero del mundo, disfrutaba de las abuelas, los primos y el mango biche con sal y limón”.
Con esa misma espontaneidad con la que habla es con la que ha ido conquistando a los televidentes que la siguen. 
 
Alejandra cuenta que sus pininos los hizo desde tercer semestre, cuando tenía 19 años. “Trabajé cuatro años en radio, en Javeriana Estéreo, como locutora de programas culturales y de música latina, jazz y de la Costa colombiana. Mientras hacía mi tesis y a pocos meses de graduarme de la universidad, estuve en Barranquilla como directora de protocolo y relaciones públicas del mundial Sub-20 de la FIFA Colombia 2011. Ahí también pude trabajar unos meses como periodista de EL HERALDO, gracias a la confianza que me dio Ernesto McCausland. Sin duda él fue la persona que más me motivó para estudiar periodismo”.
 
“Espectacular”. Esta es la palabra con la que define su estadía en Estados Unidos. “Aunque obvio, no todo es color de rosa cuando se vive en el exterior sola, sin la familia, novio y amigos. Se hacen muchísimos esfuerzos y sacrificios, pero al final se ven recompensados. Aquí, a diferencia de Colombia, soy ‘Soila’: soy la que lavo, cocino, plancho, organizo y limpio”, dice entre risas.
 
Alejandra llegó primero a Telemundo Las Vegas. En menos de 365 días la llamaron al mismo medio pero en Los Ángeles. Con tan solo 29 años llegó al puesto que ostentaba otra periodista desde hacía más de dos décadas. Como era de esperarse la responsabilidad era doble, pero Alejandra dice que el voto de confianza no le quedó grande. 
 
 
“La palabra imposible debe desaparecer del diccionario de la gente que cree en sí misma, que sueña en grande y que tiene fe en Dios”, opina.
 
En su corta trayectoria en este país ha logrado muchas primicias y especiales periodísticos. Cita una entrevista exclusiva en inglés con el que era en ese entonces el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden.
 
“Faltaban tres semanas para las elecciones presidenciales y atacó fuertemente a Donald Trump durante la entrevista. Telemundo Las Vegas fue el único medio local que pudo entrevistarlo en su visita a Nevada. La obtuve con la ayuda de mi productora y con la gente de la campaña de Clinton. Y también la entrevista exclusiva con la fórmula vicepresidencial de Hillary Clinton, Tim Kaine, esta sí fue en español y fue transmitida a nivel nacional”.
 
Después de esto los halagos y las miradas de muchos expertos en periodismo se centraron en el talento de Alejandra, este fue uno de los motivos por los que rápidamente llegó a la estación de LA, el mercado televisivo latino más importante de Estados Unidos.
 
Su responsabilidad y entrega ahora son mayores. Quiere seguir conquistando televidentes. Como ella misma lo dice quiere ser “portavoz de los que no tienen voz”, y a través de su medio lo ha ido logrando. Se siente afortunada y bendecida de hacer parte de Telemundo. Les agradece la oportunidad y confianza. Confiesa que desea entrevistar al presidente Donald Trump. “Entre muchos temas de su Gobierno, también le preguntaría ¿para qué sirve el poder?”.
 
Su vida familiar.
 
Alejandra ya venía de vivir sola en Bogotá, así que estaba  acostumbrada, pues “desde pequeña había viajado mucho a Estados Unidos y ya había hecho prácticas profesionales en televisión (en el noticiero nacional de Telemundo Miami, en el 2009; y en NY1 Noticias de Time Warner Cable Nueva York, en el 2010; y talleres y capacitaciones con CNN en Español), al final todo eso me sirvió para que no me diera duro el cambiar de país en términos culturales”. 
 
Sin embargo, admite que extraña tener lejos a sus papás, a su hermana Daniela, a su novio Sergio Rodríguez y a sus amigos de toda la vida. “Gracias a Dios los veo bastante, ellos vienen mucho. Como he estado estrenando trabajo el año pasado y este no he podido ir a Colombia, sino una sola vez en un año y cuatro meses, pero absolutamente todos los sacrificios han valido la pena. Me di cuenta el día que gané los Emmy. Sé que estoy aquí para lograr grandes cosas y dejar el nombre de Barranquilla y Colombia en alto y eso me motiva cada mañana para seguir dándole al mundo de la televisión, un mundo difícil pero apasionante”.
 
La presentadora barranquillera cree en ella. Esa es su mayor fortaleza, pero igualmente es muy académica, le encanta leer, capacitarse y aprender de los demás. “Apenas terminé el bachillerato me fui a vivir a Francia para estudiar francés. En un mundo tan competitivo sabía que dos idiomas ya no eran suficientes. Quiero ser políglota, por eso he estado en clases de mandarín, árabe e italiano”.
 
 
A mediano plazo se visualiza presentando a nivel nacional en Estados Unidos y más adelante con su propio programa de entrevistas. No hay duda: otra barranquillera se abre camino en el exterior. De cerca deja ver lo que viene detrás de ella. No deja de lado su carisma, belleza y ánimo al sentarse frente a las cámaras de televisión. Desde cualquier lugar, Barranquila sigue siendo su casa y el periodismo su razón de ser. 

Etiquetas

Más de revistas