EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/142175
Millennials 01 de Mayo de 2017

Roshell Schmulson, la nueva cara del béisbol en la Costa

El usuario es:

Foto: Orlando Amador Rosales

Momentos antes a la transmisión de la final del Clásico Mundial de Béisbol, Roshell posó en el mismo set donde transmite.

Daniela Fernández Comas @danielaferco

El legado de Mike Schmulson vive a través de su nieta. Ella quiere darse a conocer a su manera, sin dejar a un lado los ‘tips’ que le aprendió a su abuelo en el deporte.

Un particular saludo es el que Marcos Pérez le da a Roshell Schmulson cuando comienza cada transmisión de béisbol, por el canal Telecaribe. No es un apretón de manos, es una chocada de dedos meñiques. ¿Por qué? “Así saludaba mi abuelo a todo el mundo. Él no daba la mano, ponía el dedo chiquito, y así lo saludaba a él”, explica Roshell Schmulson Carriazo, la única mujer, de 18 años, que hoy hace parte del mismo set beisbolero en el que estuvo Mike Schmulson, su abuelo. 
 
Fue ese el lugar en el que el reconocido periodista deportivo comentó y narró los encuentros de ‘la pelota caliente’ hasta el año pasado, cuando dejó este mundo, de pronto, a buscar todas esas bolas de béisbol que sobresalieron de los estadios y se fueron de ‘home run’.
 
Hoy en día es su nieta la que le sigue los pasos. “Yo siempre soñé con estar al lado de él”, expresó Roshell sobre el hecho de poder tener a uno de los mejores periodistas deportivos de Colombia en los últimos tiempos como mentor personal en su carrera profesional.
 
Marcos Pérez, narrador de béisbol, es quien la guía ahora, teniendo claro que Mike sigue estando con ella. “Yo siento que él está conmigo, que me está guiando y que me está apoyando”.  
 
Junto a su abuelo, el día de su grado de colegio, en junio del año pasado.
 
Su propia historia. Roshell es calmada. Habla con mucha seguridad y no le tiembla lo voz en ningún momento. Ni siquiera cuando le preguntan por su abuelo. Ella solo tiene buenos recuerdos de él. Sobre todo el haber aceptado que Comunicación Social y Periodismo era lo que había decidido estudiar.
 
“A mi abuelo no le gustó la idea nunca. Al final fue que cedió, cuando ya estaba matriculada y todo (risas). Él quería que yo fuera abogada, pero yo lo veía desde otro punto de vista, y lo entendió”, recuerda la joven estudiante, que se encuentra cursando su primer semestre en Uninorte.
 
Momentos antes de comenzar la última transmisión del Clásico Mundial de Béisbol 2017, que finalizó hace poco más de una semana, Roshell contó que cuando la oportunidad de trabajar en Telecaribe le llegó no dudó en decir que sí. Era inexperta, pero sabía que sería un reto. Ahora se siente orgullosa de haber aceptado.
 
“Ha sido una experiencia única, en el set se pasa muy chévere. El béisbol es un deporte lento, pero aquí es agradable y activamos a la gente. El primer día fui muy reservada. Pero ahora llego con más confianza. Y todos han sido muy respetuosos conmigo, que soy la menor y única mujer”.
 
Del papel que desempeña en estos momentos, confiesa que no estaba muy familiarizada, al menos no con Twitter, plataforma que utilizan en el programa para acercarse a los fieles seguidores, pero, según ella, “la vida de un periodista gira es en Twitter”.
 
“(En el canal) quieren romper esa visión de dos personas sentadas. Quieren dar más información de los jugadores, tener redes sociales más activas, y esa es mi función. Estar conectada con los televidentes, más que todo, durante cada partido”, dice Schmulson que ha ido aprendiendo poco a poco, no solo del manejo de la red social, sino, también, del deporte como tal.  
 
“El béisbol no es mi deporte favorito. Pero no he descartado la idea de continuar”, asegura, y añade que “uno como periodista deportivo tiene que saber de cada deporte a la perfección. Porque si en cualquier momento toca hablar de alguno, debes tener conocimiento”.
 
Eso –afirma– es lo que le dejó su abuelo. Uno de los tantos consejos que intenta aplicar en su diario vivir. “De él aprendí que hay que ser puntual, siempre estar preparado y muy bien informado”. 
 
Pero Mike Schmulson no es su único ejemplo. Roshell tiene claro que el deporte es un campo con pocas mujeres, por eso se guía de las que están en el medio, como “Liliana Salazar y Melissa Martínez, ellas sí saben de fútbol”.
 
Su objetivo es dar sus puntos de vista, ya sea “en un noticiero o en un programa de comentarios deportivos”. Por lo pronto, sigue estudiando mientras apoya las transmisiones de béisbol en Telecaribe, desde su computador. Ya está lista para la temporada regular del deporte en Estados Unidos, que inicia mañana. Pero espera incursionar también en el fútbol y tenis, deportes que le apasionan. Finalmente, tiene todo un camino por delante. Como ella misma dice: “apenas estoy comenzando”.
 
Detalles personales
 
Roshell Schmulson Carriazo nació el 29 de octubre de 1998, en Dallas, Estados Unidos. “Me trajeron acá a la semana de haber nacido”, cuenta la hogareña que disfruta practicar tenis. Su cuenta en Twitter es @rschmulsonc.

Etiquetas

Más de revistas