EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/147808
Millennials 24 de Febrero de 2018

Promover espacios culturales en la ciudad, la tarea de Keko y Nicolás

El usuario es:

Foto: Andrés Gómez

Keko Angulo y Nicolás Ayala posaron en el establecimiento Bunt Café, ubicado en el norte de Barranquilla.

Daniela Murillo Pinilla- @DanielaMurilloP

Hace dos años estos artistas barranquilleros crearon Bunt Café, un escenario de eventos culturales que promueve el desarrollo del arte, la música y la literatura en Barranquilla.

Si hay algo en lo que coinciden los proyectos profesionales del comunicador social y periodista Roberto Angulo, conocido como Keko entre sus familiares y amigos, y el biólogo Nicolás Ayala es su vocación por el arte. 
A pesar de haber cursado distintas carreras universitarias, estos amigos se pusieron a la tarea de crear hace varios años un colectivo artístico en el que pudieran dar rienda suelta a su creatividad y demostrar sus talentos. 
 
“Junto con Nicolás se fue materializando el proyecto. Empezamos a trabajar en el muralismo, él siempre se caracterizó por tener más afinidad con el grafiti y yo con la pintura sobre lienzo. Con el tiempo, poco a poco comencé a experimentar con la elaboración de muebles a partir de materiales reciclables, tuve la oportunidad hacer proyectos de este tipo con otros compañeros, pero en últimas estas pruebas las dejamos archivadas y no le presté mucha atención en el momento”, contó Keko. 
 
No obstante, tiempo después, el colectivo de arte que habían creado tiempo atrás fue “tomando más fuerza”. Decidieron juntos dejar a un lado los murales y las pinturas que realizaban, para apostarle a la decoración y empezar a elaborar los muebles que alguna vez Keko había intentado crear y fabricar. Se instalaron en el patio de la galería Alianza Artística y, desde este espacio, inauguraron un showroom donde pudieran mostrar la variedad de sus obras artísticas plasmadas en los muebles. 
 
 “Empezamos a caer en cuenta de lo riesgoso que podría resultar dejar todos estos artículos al aire libre, pues podían deteriorarse. Además, nos parecía monótono cada vez que una persona se acercaba a ver las obras, solo se enfocaban en observarlas. Decidimos darle uso a los muebles y cambiar la dinámica, es por ello que empezamos invitando a personas interesadas para que pudieran conocer nuestro arte, sentarse en los muebles y disfrutar de un buen café”, agregó Angulo.
 
Sin abandonar sus ideales artísticos, fueron “dándole forma” a este espacio. Adecuaron las sillas, ubicaron tres mesas, pintaron una serie de murales y arreglaron el sitio como un café con un ambiente tranquilo y con un sello muy “hogareño”. A las dos semanas, ya tenían cinco mesas y al mes, ya contaban con ocho. 
 
Los artistas esperan continuar creando espacios para el arte en otros países. 
 
Así fue creado Bunt —palabra alemana que en español traduce ‘colorido’— y en el cual, además de su oferta gastronómica en el cual predominan cervezas, vinos y platos vegetarianos, se realizan eventos culturales que tienen como propósito fomentar las manifestaciones culturales en la ciudad. 
 
“Barranquilla es una cuna de cultura. Lo ideal es apoyarnos unos a otros y darle la oportunidad a todos aquellos que quieren demostrar un talento en ámbitos como la música, la pintura, la poesía, el teatro y las artesanías. De estas puestas en escena hemos materializado eventos que se hacen en el café como el Recital de Poesía, que se hace mensualmente, la pintura en vivo y la presencia de bandas emergentes de la ciudad”, añadió Nicolás. 
 
Aunque han podido lograr conquistar varias de sus metas, los artistas confiesan que no ha sido “un camino fácil”. 
 
“Nuestra clave siempre ha sido mantener la creatividad, la disciplina y la constancia en nuestros proyectos. Sin embargo uno de nuestros retos fue asumir los roles de administradores, pues siempre hemos sido artistas,  y esto nos ha mantenido en un constante aprendizaje”, manifestó. 
 
Para Keko y Nicolás, uno de los grandes desafíos de la actualidad son los “limitados espacios culturales con los que cuenta la ciudad”. Agregan que, por lo general, se tratan de escenarios como parques y teatros que son “alquilados para una variedad de eventos”, que no siempre tienen fines culturales. 
 
 “Como artistas sufrimos en nuestro momento por contar con un espacio libre para expresar nuestro arte. Ahora que lo tenemos, queremos aprovechar esta oportunidad para mostrarlo a los demás. Hay que trabajar para que cada día haya más gestores culturales, mi idea es hacer de la ciudad una potencia en este ámbito y esto está en mano de artistas y consumidores. Cada vez la gente se está atreviendo a hacer más cosas. Es por ello que crear espacios culturales en la ciudad es nuestro sello, un rasgo que nos define como artistas”, concluyó Keko.

Etiquetas

Más de revistas