EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/145171
Millennials 16 de Septiembre de 2017

El sentimiento que une a Daniela Murillo y Daniela Sedan

El usuario es:

Foto: Orlando Amador

Daniela Murillo y Daniela Sedan afirman que los seres humanos son “más que orientaciones sexuales y creencias”.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@lore013

Hace un año son pareja y desde entonces comparten gran parte de su tiempo y un proyecto cultural denominado ‘Tinta al Acorde’.

Sonrientes se muestran Daniela Murillo y Daniela Sedan, en el interior de un apartamento situado en el norte de Barranquilla. El nombre no es lo único que tienen en común. También comparten un amor que protegen hace un año.
 
Preguntarles sobre cómo se conocieron les permite retroceder en el tiempo y recordar que un asado fue la ocasión perfecta para cruzar miradas y sentir atracción mutua.
 
“Yo vivía en Bogotá, pero venía a Barranquilla a trabajar. El asado fue hace un año, en junio. Allí la vi y pensé que era guapa e interesante. Al rato me tocó irme del sitio a hacer una vuelta y cuando regresé se nos dio por bailar juntas. Ella me pidió el número para hablar sobre fusionar su poesía con mi fotografía y quedamos en reunirnos”, relata Murillo dejando escapar una que otra carcajada.
 
Continúa rebuscando entre sus recuerdos y menciona que justo en esa reunión de trabajo, que transcurrió durante tres horas, descubrió que Daniela Sedan es la mujer que define todas las cualidades y gustos que la cautivan.
 
Por su parte, Daniela Sedan da a conocer que Murillo también atrajo su atención y que en su deseo de contactarla para trabajar juntas, inherente estuvo la pretensión de seguir hablándole. Recalca que cuando conoció el trabajo de Murillo, fue suficiente para empezar a admirarla.
 
“Tú puedes admirar sin amar, pero no puedes amar sin admirar. Si estás con alguien tienes que estar orgulloso de esa persona. Eso me pasó con Dani. De ella me encanta su discurso, su jocosidad y lo que hace. También me gusta su familia, es la cosa más maravillosa que he podido conocer”, manifiesta la barranquillera Sedan.
 
Para oficializar su romance no necesitaron conocerse por mucho tiempo, como tampoco esperar por una respuesta concreta.
 
“Dani había llegado recientemente de Bogotá y nos encontramos en un café bar de la ciudad. Allí estábamos hablando y ella me hizo el comentario de que las dos estábamos solteras. Frente a esto le dije que ella no estaba soltera, que me podía llamar amiga, hermana, primita, pero que soltera no estaba. Entonces me respondió que bueno, que no estaba soltera, que estaba conmigo”, relata Sedan, estudiante de Comunicación Social y Periodismo.
 
Murillo afirma que al estar radicada en Bogotá pensó en quedarse a vivir en suelo barranquillero. Sin embargo, no se atrevía a dar el paso. Reconoce que la llegada de Sedan a su vida sirvió de ‘empujoncito’ para acceder. Así que desde hace un año vive en la ciudad.
 
“Cuando la conocí de primerazo ella fue como un balde de agua fresca. Me gusta su seguridad, pasión y motivación por lo que hace; sus ganas de crecer y hacer me cautivó. A ella no le importa lo que piensen los demás, ella es y no deja de ser porque al otro no le guste. Admiro que tuvo la facilidad de salir del ‘clóset’ a los 17 años”, afirma la fotógrafa Murillo.
 
Las dos resaltan que de sus familias han contado con el apoyo suficiente. Rechazo alguno por parte de ellos no han recibido, como tampoco de amigos y conocidos. Aunque de eso no dan mucho, manifiestan que solo una vez vivieron un acto de discriminación en la ciudad.
 
En el apartamento de Daniela Murillo, en el norte de la ciudad, las dos cuentan sin tapujos cómo surgió su romance.
 
“Estábamos en una discoteca y el bouncer le pidió al mesero que nos dijera que el tipo de demostración de amor que nosotros teníamos no estaba permitida en el local. Cuando terminamos de escuchar esto, yo le dije que se fuera, porque yo sé cuáles son mis derechos. No nos echaron, pero luego de vivir esa experiencia nos sentimos muy incómodas”, menciona Murillo con un tono de indignación.
 
Sedan explica que en el momento en que decidió estar con mujeres pensó en que su realidad tiene dos opciones: o te la haces fácil o te la haces difícil. Sustenta que todo depende de la energía con la que quieres afrontar lo que eres. Se trata –para ella- de sentirse bien con lo que somos.
 
Su visión frente aquellas personas que no toleran a quienes tienen una orientación sexual diferente a la establecida por la sociedad, es abierta. Enfatiza en que cada ser humano tiene la libertad de pensar en lo que desee, pero cree que el respeto es la base de todo y que hay que dejar ser. A la final “somos más allá de creencias e inclinaciones”. 
 
Sobre Daniela Sedan...
“Ella es como un balde de agua fresca. Tiene seguridad y motivación por lo que hace”.
 
Sobre Daniela Murillo...
“Dani es una persona jocosa y me encanta su discurso y su trabajo como fotógrafa”.
 
Proyecto en común...
‘Tinta al Acorde’ es una creación de Daniela Sedan. Surgió hace más de un año y medio y aunque fue un proyecto de universidad, actualmente es una plataforma cultural que le da espacio a los artistas emergentes. Su fin es reunir disciplinas como fotografía, música, pintura y poesía, y mostrarlo en un evento que realizan dos veces al año, y ocurre en distintos escenarios de la ciudad. Daniela Murillo participa como curadora y co-organizadora.

 

Etiquetas

Más de revistas