EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/141991
La Cita Positiva 18 de Marzo de 2017

Que estudiar sea un gusto, no una obligación

El usuario es:
Sandra Leventhal

Hace unos días me reuní con un grupo de mamás preocupadas con el desempeño académico de sus hijos. La principal angustia era la carga de tareas y deberes que tenían que cumplir los jóvenes en las horas posteriores al colegio. Todas se quejaban que la vida de este grupo de estudiantes era una sola angustia desde que salían para el colegio hasta que se acostaban en la noche. Incluso ya en el grupo habían percibido problemas gástricos como colon irritable.

Pensando en esta situación, quedé un poco angustiada y frustrada por la manera como los colegios en general están quizás llevando la educación por aceras que no atienden a la motivación de sus estudiantes y al derecho que estos tienen al descanso.

Incluso recordé que hace unos meses, las Naciones Unidas declaró que las tareas en casa atentan contra la familia y el derecho al descanso de los estudiantes. Entonces ¿por qué este grupo de mamás seguían reclamando estos espacios?

Es triste constatar que la educación pasa por un momento crítico, donde se ha visto en la necesidad de revaluar muchas de las teorías y posturas anteriores. No es suficiente que un estudiante en el siglo XXI aprenda una cantidad de datos e información. Ya no es más competitivo el que más sabe, ahora lo que vale es el que sabe aplicar, hacer e investigar.

Uno de los puntos más importantes de la competitividad es quizás la capacidad de realizar pensamiento estratégico, pensamiento crítico y análisis profundo. Hoy lo que vale es la capacidad de innovar y emprender nuevas aplicaciones y contenidos.

En el centro de estas nuevas necesidades radica la motivación por aprender. Yo pregunto, ¿estamos motivando a los jóvenes a aprender y a aumentar su motivación? O seguimos empecinados en formar a la fuerza estudiantes infelices que no tienen el tiempo libre ni siquiera para descansar y crear.

Un ser humano necesita tiempo libre para “aburrirse”, es decir, tiempo libre para pensar y explorar alternativas nuevas- Llenar a un estudiante de tareas no lo va a hacer más conocedor del tema si no se le da el tiempo de integrar el conocimiento adquirido. Llenar a un estudiante de información y datos no tienen sentido, si no se le permite procesar dicho conocimiento.

Mucho menos si este conocimiento está impartido en un ambiente que no lo motiva y que, por el contrario, lo agobia y le produce infelicidad, lo que está llevando a nuestros estudiantes a sentir rechazo y displacer hacia el estudio.

Así las cosas, creo que vamos por un camino equivocado y todos somos responsables de revaluar la forma como estamos educando a nuestros niños y jóvenes. Estudiar debe ser un placer lleno de sentido, que abra la mente a nuevas posibilidades y descubrimientos, estudiar debe ser el camino a formar personas felices, creativas y llenas de poder en sí mismos, debe ser la vía a la innovación, la creación y el emprendimiento.

Ahí les dejo la inquietud.

Etiquetas

Más de revistas
-->