EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/141515
La Cita Positiva 18 de Febrero de 2017

No te quedes en los planes

El usuario es:
Sandra Leventhal

Es común planear o trazar un mapa antes de darse a la acción, pero a veces también corremos el riesgo de perpetuarnos en la formulación de planes. Se trata de esos momentos previos a la acción, diseñados para minimizar las equivocaciones y guiar la toma de acciones. Es sensato, antes de iniciar cualquier emprendimiento, diseñar una ruta de acción o un plan de trabajo.

Pero, ¿cuántos se quedan en el diseño de los planes? Es más común de lo que se cree quedarse paralizado en la formulación de los proyectos. Así como dice el refrán, del dicho al hecho hay mucho trecho. ¿A qué se debe esto? Pues realmente hay varios factores que podrían influir en dejar los proyectos en planes que no se ejecutan.

Planear no implica mayor riesgo y ofrece la ilusión de oportunidad. En la planeación todo es posible y no se está enfrentando a la respuesta o resultado del plan, esto se convierte en una zona de confort de la cual es muy fácil acostumbrarse.

Otra trampa común es el sobre perfeccionamiento del plan. Aquí encontramos como justificación frases como: hasta que no tenga todos los detalles no me lanzo. Lo cierto es que es casi imposible tener claros todos los detalles antes de la marcha, son muchas las cosas que se presentan en el hacer. Los especialistas sostienen que los grandes ejecutivos son hábiles en adaptar sus planes a los cambios repentinos y ejecutan.

Siguiente sospechoso, el pensamiento rígido. Si mis planes no salen exactamente como yo quiero, no me lanzo. Es esa creencia irracional que lleva a pensar que los planes están escritos en piedra y no se pueden flexibilizar, imposibilitando ante cualquier cambio la puesta en marcha de nuestros proyectos.

Planear es bueno, pero hacer es mejor.

¿’Cómo comenzar a hacer más? Ante todo es importante definir tiempos precisos para ponerse en marcha, definir un calendario con metas por cumplir. Definir una serie de estrategias para lograr nuestros objetivos y buscarlos, ponerse en movimiento no dar tantas vueltas, pensar menos, planear estratégicamente y hacer las cosas para lograr realizar nuestros sueños. ¡Adelante! 

Etiquetas

Más de revistas

No te quedes en los planes

Sábado, Febrero 18, 2017 - 00:15
Sandra Leventhal

Es común planear o trazar un mapa antes de darse a la acción, pero a veces también corremos el riesgo de perpetuarnos en la formulación de planes. Se trata de esos momentos previos a la acción, diseñados para minimizar las equivocaciones y guiar la toma de acciones. Es sensato, antes de iniciar cualquier emprendimiento, diseñar una ruta de acción o un plan de trabajo.

Pero, ¿cuántos se quedan en el diseño de los planes? Es más común de lo que se cree quedarse paralizado en la formulación de los proyectos. Así como dice el refrán, del dicho al hecho hay mucho trecho. ¿A qué se debe esto? Pues realmente hay varios factores que podrían influir en dejar los proyectos en planes que no se ejecutan.

Planear no implica mayor riesgo y ofrece la ilusión de oportunidad. En la planeación todo es posible y no se está enfrentando a la respuesta o resultado del plan, esto se convierte en una zona de confort de la cual es muy fácil acostumbrarse.

Otra trampa común es el sobre perfeccionamiento del plan. Aquí encontramos como justificación frases como: hasta que no tenga todos los detalles no me lanzo. Lo cierto es que es casi imposible tener claros todos los detalles antes de la marcha, son muchas las cosas que se presentan en el hacer. Los especialistas sostienen que los grandes ejecutivos son hábiles en adaptar sus planes a los cambios repentinos y ejecutan.

Siguiente sospechoso, el pensamiento rígido. Si mis planes no salen exactamente como yo quiero, no me lanzo. Es esa creencia irracional que lleva a pensar que los planes están escritos en piedra y no se pueden flexibilizar, imposibilitando ante cualquier cambio la puesta en marcha de nuestros proyectos.

Planear es bueno, pero hacer es mejor.

¿’Cómo comenzar a hacer más? Ante todo es importante definir tiempos precisos para ponerse en marcha, definir un calendario con metas por cumplir. Definir una serie de estrategias para lograr nuestros objetivos y buscarlos, ponerse en movimiento no dar tantas vueltas, pensar menos, planear estratégicamente y hacer las cosas para lograr realizar nuestros sueños. ¡Adelante! 

Imagen: