EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/147556
La Cita Positiva 03 de Febrero de 2018

Los paquetes que cargamos

El usuario es:
Sandra Leventhal

Todos cargamos con paquetes emocionales, son bultos que acumulamos a lo largo de nuestras vidas. Unos están llenos de culpa y miedo, otros se componen de resentimiento y dolor o quizás lo que llevamos es rabia y ansiedad. Como quiera que sea el contenido de estos paquetes, los llevamos como un peso adicional a nuestro existir y nos acompañan a todas partes.

Tenemos un niño interior que aun escucha las voces de su pasado, escucha las voces de sus maestros, las voces de sus padres, las de sus hermanos y amigos… ¿pero, acaso escucha la voz propia? O simplemente nos quedamos en escuchar solo lo que otros nos dijeron que era valioso?

En la búsqueda interior, es necesario sacar a la luz, esa voz propia, comenzar a escucharnos a nosotros mismos es una de las tareas más difíciles y más urgente para la existencia de un ser humano, se trata nada más y nada menos que de reclamar nuestro lugar en el universo. Como comenzar a realizar esta tarea…

Lo primero es poner atención a nuestros diálogos internos, reconocer que es eso que nos dice nuestra voz interna y cuanto de eso es propio, cuanto ha sido producto de la siembra de otros y cuanto es ese niño pequeño diciendo cosas, que contiene ese bulto que arrastramos de nuestro pasado. Se trata de observar y reconocer estos mensajes que se dibujan a través de estos diálogos de nuestro interior, de manera tranquila y solo buscando apreciarlos para así conocerlos mejor.

Sin rechazarlos, sin bloquearlos y sin violentarnos, simplemente como un ejercicio de observación. Una vez los reconocemos podemos comenzar a limpiarlos, encontrando el origen de estos mensajes y reorganizando la narrativa de estos. Cuál es el punto clave en ellos, de que se trata exactamente y con que me puedo quedar de estos diálogos, que me sirve y lo sigo, que no me sirve y lo supero, que no estoy tan seguro y prefiero observarlo después…

Confiar en nuestro criterio y nuestras emociones, encontrar el sentido de esos mensajes y hacerles un juicio crítico, para poder superar dolores pasados y así comenzar a soltar esos bultos pesados que venimos cargando. Tener compasión hacia nosotros mismos y permitirnos habernos equivocado, sin caer en la trampa de la culpa y la auto lapidación.

Recuperar nuestra vos interior, aprendiendo a escucharla a pesar del ruido que generan esa otras voces. Respetarla y tratarla con empatía, reconociendo que como seres humanos tenemos el derecho de reescribir nuestra propia historia, para así construir un presente más liviano y con menos cargas de nuestro pasado.

www.sandraleventhal@gmail.com


 

Etiquetas

Más de revistas

Los paquetes que cargamos

Sábado, Febrero 3, 2018 - 00:00
Sandra Leventhal

Todos cargamos con paquetes emocionales, son bultos que acumulamos a lo largo de nuestras vidas. Unos están llenos de culpa y miedo, otros se componen de resentimiento y dolor o quizás lo que llevamos es rabia y ansiedad. Como quiera que sea el contenido de estos paquetes, los llevamos como un peso adicional a nuestro existir y nos acompañan a todas partes.

Tenemos un niño interior que aun escucha las voces de su pasado, escucha las voces de sus maestros, las voces de sus padres, las de sus hermanos y amigos… ¿pero, acaso escucha la voz propia? O simplemente nos quedamos en escuchar solo lo que otros nos dijeron que era valioso?

En la búsqueda interior, es necesario sacar a la luz, esa voz propia, comenzar a escucharnos a nosotros mismos es una de las tareas más difíciles y más urgente para la existencia de un ser humano, se trata nada más y nada menos que de reclamar nuestro lugar en el universo. Como comenzar a realizar esta tarea…

Lo primero es poner atención a nuestros diálogos internos, reconocer que es eso que nos dice nuestra voz interna y cuanto de eso es propio, cuanto ha sido producto de la siembra de otros y cuanto es ese niño pequeño diciendo cosas, que contiene ese bulto que arrastramos de nuestro pasado. Se trata de observar y reconocer estos mensajes que se dibujan a través de estos diálogos de nuestro interior, de manera tranquila y solo buscando apreciarlos para así conocerlos mejor.

Sin rechazarlos, sin bloquearlos y sin violentarnos, simplemente como un ejercicio de observación. Una vez los reconocemos podemos comenzar a limpiarlos, encontrando el origen de estos mensajes y reorganizando la narrativa de estos. Cuál es el punto clave en ellos, de que se trata exactamente y con que me puedo quedar de estos diálogos, que me sirve y lo sigo, que no me sirve y lo supero, que no estoy tan seguro y prefiero observarlo después…

Confiar en nuestro criterio y nuestras emociones, encontrar el sentido de esos mensajes y hacerles un juicio crítico, para poder superar dolores pasados y así comenzar a soltar esos bultos pesados que venimos cargando. Tener compasión hacia nosotros mismos y permitirnos habernos equivocado, sin caer en la trampa de la culpa y la auto lapidación.

Recuperar nuestra vos interior, aprendiendo a escucharla a pesar del ruido que generan esa otras voces. Respetarla y tratarla con empatía, reconociendo que como seres humanos tenemos el derecho de reescribir nuestra propia historia, para así construir un presente más liviano y con menos cargas de nuestro pasado.

www.sandraleventhal@gmail.com

 

Imagen: