EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/145629
La Cita Positiva 14 de Octubre de 2017

Llénate de ti mismo

El usuario es:
Sandra Leventhal

Ese es el consejo que recibo de una gran amiga, al regresar de las vacaciones y sentirme un poco sola…

Llenarme de mi misma. Esta frase tan sencilla y a la vez tan poderosa que me lleva a reflexionar sobre la importancia de aprender a estar con mi propia compañía. Vivimos en un mundo que va a miles de revoluciones por minuto, tenemos un millón de obligaciones, un millón de responsabilidades, un millón de estímulos y muy poco tiempo para reflexionar y analizar sobre nosotros, nuestras vidas y que queremos construir de ellas. Estamos tan distraídos que ya ni siquiera nos detenemos a hacernos preguntas como quién soy? Y cuál es mi camino?

Estamos rodeados por miles de imágenes y sonidos, pero ¿acaso estas distracciones nos llenan realmente?

La soledad al fin y al cabo, es una sensación interior, podemos estar rodeados por miles de personas, y aun así nos sentimos solos, es una emoción que se lleva en el interior, pero ese vacío es personal y la forma de llenarlo, como me dijo mi amiga, llenándose de sí mismo!

Como podría uno llenarse de sí mismo?

Primero aprender a reconocerse a sí mismo. Muchas veces huimos de espacios que nos permitirían pasar un rato con nosotros mismos,  le huimos porque no queremos reconocernos, tememos a aquello que podríamos descubrir si nos permitiéramos estos espacios.

Nos asusta esa sensación de vacío, pero en esos espacios vacios, carentes de miles de estímulos hay claves importantes, que pueden arrojar luces sobre nosotros mismos, preguntas como que me gusta, que no me gusta, cuales son mis valores, cuales son mis fortalezas, que virtudes tengo, con que limitaciones cuento, son llaves que nos podrían ayudar a comenzar ese reconocimiento propio.

También encontrar momentos de disfrute en soledad son claves en esa búsqueda de amistad con nosotros mismos, momentos con un buen libro, descubrir un  hobbie, escuchar música, un paseo al aire libre, sentarse en un café, una tienda de barrio o un parque  y  contemplar la gente que pasa puede ser un espacio de muchísimo gozo en nuestra propia compañía.

Mirarnos con aprecio y respeto, acallar esa voz interna que nos cuestiona y nos critica permanentemente evaluando cada movimiento que realizamos. Comenzar a transformar esa voz crítica en una voz amiga de apoyo, de solidaridad y reconocimiento por quienes somos y aquello que hacemos.

Agradecer por todo aquello que hemos logrado, reconociendo que tanto hemos avanzado en nuestro camino, darnos ese respaldo emocional interior por quienes somos,  como nosotros mismos podemos seguir nuestro camino en compañía de nosotros mismos.

Convertirnos en nuestro mejor amigo, y así como me dijo mi amiga querida, llenarnos de nosotros mismos.

sandraleventhal@gmail.com

Etiquetas

Más de revistas
-->