EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/148770
La Cita Positiva 12 de Mayo de 2018

Hijos exitosos...hijos felices

El usuario es:
Sandra Leventhal

Como padres, en algún momento de nuestras vidas nos hemos planteado la inevitable pregunta, ¿cómo lograré que mi hijos sean felices? ¿Qué debo hacer para que sus vidas sean exitosas y buenas a futuro?

Lo cierto es que hacemos lo mejor que podemos, de la mejor manera y con lo que sabemos, pero hoy en día, al ser una inquietud común de muchos padres, se encuentran algunas respuestas basadas en acciones comunes  realizadas por padres de sujetos exitosos, bien adaptados y ajustados a nuestra sociedad.

La primera clave está en enseñar responsabilidad; desde muy pequeños se les entrega a los niños algún deber o deberes que estén en concordancia con sus capacidades de acuerdo a la edad, así se les permite comprender el principio del compromiso por las tareas encomendadas.

Entregando a los chicos tareas, también se le enseña el valor del trabajo colaborativo que se genera cuando se es un equipo. Reconocer su aporte dentro de la familia y como ellos también la apoyan los hace más seguros.

Un segundo punto  está en enseñarles claves de conducta pro social, como la empatía, la amabilidad, la decencia y la ética. Desde que nacemos necesitamos de otros para subsistir, conocer las reglas del comportamiento social eficaz y que se espera de nosotros, es una gran ventaja para nuestro desempeño en la vida. Enseñarles a los niños desde pequeños a lograr desarrollar buenas relaciones sociales es una herramienta eficaz para su futuro. Saber relacionarse y cómo comportarse puede ser la llave para abrir muchas puertas.

Tener altas expectativas para nuestros hijos es otra clave importante, ya que permite que ellos se sientan admirados y capaces, lo que les genera autoestima y les permite construir metas y sueños para su devenir, siempre teniendo gran consideración y respeto por estos sueños. Apoyarlos  y orientarlos dándoles poder interior, manteniendo la relación de respeto y consideración, evitando los conflictos por descalificación al otro y creando un clima de armonía, diálogo y aprecio, donde las diferentes opiniones y los puntos de vista del otro sean tolerados y aceptados como un derecho a disentir si no se está de acuerdo.

Entregarles herramientas a nuestros hijos es otro punto clave, darles la oportunidad de aprender, de formarse, de descubrir cosas nuevas, propender por su construcción y transformación en seres preparados para navegar la vida, confiando en ellos pero exigiéndoles suavemente resultados. Ayudándoles  a reconocer sus errores y como corregirlos, brindándoles seguridad frente a las caídas, dejándolos caer para sacudirse,  volver a levantarse, aprender de la experiencia y seguir adelante.

Para terminar, diferentes estudios reconocen que la perseverancia y el enfoque, así como el agradecimiento y la humildad, son ingredientes de la felicidad y la fortaleza  interior, todas estas herramientas útiles para alcanzar nuestros sueños, enseñémosle  a nuestros hijos estas claves y sigamos apoyando su devenir, porque como padres ese es partes de nuestro trabajo, ser un buen coach para nuestros hijos.

Sandraleventhal@gmail.com

Etiquetas

Más de revistas

Hijos exitosos...hijos felices

Sábado, Mayo 12, 2018 - 00:00
Sandra Leventhal

Como padres, en algún momento de nuestras vidas nos hemos planteado la inevitable pregunta, ¿cómo lograré que mi hijos sean felices? ¿Qué debo hacer para que sus vidas sean exitosas y buenas a futuro?

Lo cierto es que hacemos lo mejor que podemos, de la mejor manera y con lo que sabemos, pero hoy en día, al ser una inquietud común de muchos padres, se encuentran algunas respuestas basadas en acciones comunes  realizadas por padres de sujetos exitosos, bien adaptados y ajustados a nuestra sociedad.

La primera clave está en enseñar responsabilidad; desde muy pequeños se les entrega a los niños algún deber o deberes que estén en concordancia con sus capacidades de acuerdo a la edad, así se les permite comprender el principio del compromiso por las tareas encomendadas.

Entregando a los chicos tareas, también se le enseña el valor del trabajo colaborativo que se genera cuando se es un equipo. Reconocer su aporte dentro de la familia y como ellos también la apoyan los hace más seguros.

Un segundo punto  está en enseñarles claves de conducta pro social, como la empatía, la amabilidad, la decencia y la ética. Desde que nacemos necesitamos de otros para subsistir, conocer las reglas del comportamiento social eficaz y que se espera de nosotros, es una gran ventaja para nuestro desempeño en la vida. Enseñarles a los niños desde pequeños a lograr desarrollar buenas relaciones sociales es una herramienta eficaz para su futuro. Saber relacionarse y cómo comportarse puede ser la llave para abrir muchas puertas.

Tener altas expectativas para nuestros hijos es otra clave importante, ya que permite que ellos se sientan admirados y capaces, lo que les genera autoestima y les permite construir metas y sueños para su devenir, siempre teniendo gran consideración y respeto por estos sueños. Apoyarlos  y orientarlos dándoles poder interior, manteniendo la relación de respeto y consideración, evitando los conflictos por descalificación al otro y creando un clima de armonía, diálogo y aprecio, donde las diferentes opiniones y los puntos de vista del otro sean tolerados y aceptados como un derecho a disentir si no se está de acuerdo.

Entregarles herramientas a nuestros hijos es otro punto clave, darles la oportunidad de aprender, de formarse, de descubrir cosas nuevas, propender por su construcción y transformación en seres preparados para navegar la vida, confiando en ellos pero exigiéndoles suavemente resultados. Ayudándoles  a reconocer sus errores y como corregirlos, brindándoles seguridad frente a las caídas, dejándolos caer para sacudirse,  volver a levantarse, aprender de la experiencia y seguir adelante.

Para terminar, diferentes estudios reconocen que la perseverancia y el enfoque, así como el agradecimiento y la humildad, son ingredientes de la felicidad y la fortaleza  interior, todas estas herramientas útiles para alcanzar nuestros sueños, enseñémosle  a nuestros hijos estas claves y sigamos apoyando su devenir, porque como padres ese es partes de nuestro trabajo, ser un buen coach para nuestros hijos.

Sandraleventhal@gmail.com

Imagen: