EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/145713
La Cita Positiva 21 de Octubre de 2017

Estrés y salud

El usuario es:
Sandra Leventhal

Solo hasta hace pocos años se ha comenzado a hablar sobre la relevancia de las glándulas suprarrenales en la inflamación crónica celular. Es decir, cuál es la incidencia de los procesos de estrés en la salud de los seres humanos.

Las suprarrenales son las encargadas de regular la activación de respuesta ante el estrés y, también, actúan como mediadoras ante la respuesta inmune de nuestro sistema a partir de la producción de cortisol y adrenalina. Cuando estamos estresados, debido a  procesos emocionales, nuestro sistema endocrino lo recibe como una amenaza contra el equilibrio corporal, entonces actúa enviando señales a las suprarrenales para que produzcan cortisol y adrenalina. Cuando el cortisol está elevado, las células se inflaman y les es más difícil consumir energía (que en términos biológicos es glucosa). La manera que tienen las células de utilizar esta glucosa elevada, gracias a la producción de Cortisol, es mediante la insulina que viene siendo la llave maestra que abre las compuertas celulares, generando un estado de inflamación celular crónico, produciendo enfermedades inflamatorias y crónicas.

La dopamina es otro agente neuroquímico que se altera bajo procesos de estrés, es el neurotransmisor encargado de regular el paso de señales en nuestro centro de placer y saciedad. Cuando la dopamina se encuentra elevada nos sentimos motivados, saciados y sentimos placer de lo que logramos. Pero cuando no producimos suficiente dopamina, o estamos sobrecargados de dopamina por estrés crónico,  este mismo centro se inactiva generando a todo nuestro organismo una sensación de ansiedad y angustia, e incluso depresión, lo que repercute a nivel intelectual, físico y anímico.

El exceso de cortisol también  nos lleva a procesos de envejecimiento prematuro, además las células sobrecargadas generan  procesos inflamatorios y producción placas de grasa, que  es lo que nos lleva al cáncer, infartos, Alzheimer y obesidad crónica, entre otros.

Uno de los grandes retos del siglo XXI es el manejo del estrés.

Sentir satisfacción está estrechamente ligado con la salud. El cortisol, que es disparado directamente por el estrés, interrumpe la regulación emocional a nivel cerebral. Estamos ante una nueva forma de padecer una enfermedad, si bien en el siglo pasado el reto era combatir las infecciones, las bacterias y los virus, en este siglo se trata de combatir enfermedades crónicas, las cuales se hallan estrechamente vinculadas con procesos inflamatorios derivados del estrés. Mediante este taller, se busca informar sobre técnicas que combaten y ayudan a regular la desproporcionada liberación de cortisol producto del estrés. Además, enseñar técnicas que ayuden a nivelar la producción de cortisol, relajar y evitar la inflamación crónica, que al final es la única herramienta eficaz en el manejo del estrés y la búsqueda del equilibrio y la salud celular. 

sandraleventhal@gmail.com

Etiquetas

Más de revistas
-->