EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/147458
La Cita Positiva 27 de Enero de 2018

Criticas, críticas y más críticas

El usuario es:
Sandra Leventhal

Aceptémoslo, a ninguno de nosotros nos gustan las criticas! Así sean justificadas y por razones válidas, recibir críticas es un evento que nos produce malestar y nos amenaza. Se trata de un golpe directo contra nuestra necesidad básica de ser aceptados y apreciados, cuando nos critican es en este punto donde nos sentimos amenazados.

Estamos biológicamente programados para evitar situaciones que nos produzcan malestar o que percibamos como potencialmente peligrosas para nuestro propio bienestar y recibir críticas afecta directamente este sistema de autoprotección. Se trata de un sistema ventajoso para nuestra supervivencia, es un mecanismo de protección emocional y es biológicamente adaptativo.

Pero también podría estar creando un sesgo cognitivo, frente a nuestras propias debilidades y enceguecernos ante información relevante para nuestro desarrollo, como individuos, como profesionales y como sociedad. Las críticas también pueden servir como sistema de alerta, frente a nuestras propias falencias.

Cuando recibimos críticas podemos nutrirnos de estas a pesar del malestar y la incomodidad que nos generan… Las siguientes son unas reglas sencillas que nos ayudaran a empoderarnos de las críticas.

Lo primero es evaluar de donde viene la crítica, quien es el que la está realizando y si se trata de una persona con conocimiento de causa y autoridad moral para realizarla. Los seres humanos criticamos a otros seres humanos por miles de razones, la fuente de donde se origina  es muy importante a la hora de tomarla presente o desestimarla. Hacerse preguntas como: ¿Me conoce bien esta persona? ¿Está calificada para juzgar mi trabajo o acciones? ¿Considero relevante su opinión?

Se trata de una crítica constructiva que obedece a la intención de ayudarnos a mejorar o más bien se trata de un llamado a complacer a otros, revisar la naturaleza de esta crítica es otro punto a tener en cuenta. Si consideramos que se trata de una crítica válida, analizar qué podemos hacer para corregir esa situación, a qué tipo de comportamiento obedece y asumirlo como una oportunidad para mejorar, sin golpearnos o enjuiciarnos con la severidad de la culpa. Así como la crítica nos llama a revisar aquello que salió mal, revisar aquello que salió bien y reconocerlo.

Definir qué busco con la recepción de esta crítica, si quiero ganar desde el egocentrismo y la necesidad de tener la razón a toda costa, o si por el contrario quiero aprender y conocerme mejor desde la perspectiva de los otros. Es una cuestión de elegir con que actitud estoy dispuesto a recibir las críticas. Revisar si lo que busco es aprobación, reconocimiento o si verdaderamente estoy dispuesto a trascender. Nadie es perfecto en todo cuanto hace, dice o actúa.

Para terminar, es importante recordar que las críticas no siempre son de carácter personal, diferenciar el carácter de la crítica y no tomarlas a pecho es otro punto importante en este balance general de enfrentamiento a las críticas.

sandraleventhal@gmail.com

 

Etiquetas

Más de revistas

Criticas, críticas y más críticas

Sábado, Enero 27, 2018 - 00:00
Sandra Leventhal

Aceptémoslo, a ninguno de nosotros nos gustan las criticas! Así sean justificadas y por razones válidas, recibir críticas es un evento que nos produce malestar y nos amenaza. Se trata de un golpe directo contra nuestra necesidad básica de ser aceptados y apreciados, cuando nos critican es en este punto donde nos sentimos amenazados.

Estamos biológicamente programados para evitar situaciones que nos produzcan malestar o que percibamos como potencialmente peligrosas para nuestro propio bienestar y recibir críticas afecta directamente este sistema de autoprotección. Se trata de un sistema ventajoso para nuestra supervivencia, es un mecanismo de protección emocional y es biológicamente adaptativo.

Pero también podría estar creando un sesgo cognitivo, frente a nuestras propias debilidades y enceguecernos ante información relevante para nuestro desarrollo, como individuos, como profesionales y como sociedad. Las críticas también pueden servir como sistema de alerta, frente a nuestras propias falencias.

Cuando recibimos críticas podemos nutrirnos de estas a pesar del malestar y la incomodidad que nos generan… Las siguientes son unas reglas sencillas que nos ayudaran a empoderarnos de las críticas.

Lo primero es evaluar de donde viene la crítica, quien es el que la está realizando y si se trata de una persona con conocimiento de causa y autoridad moral para realizarla. Los seres humanos criticamos a otros seres humanos por miles de razones, la fuente de donde se origina  es muy importante a la hora de tomarla presente o desestimarla. Hacerse preguntas como: ¿Me conoce bien esta persona? ¿Está calificada para juzgar mi trabajo o acciones? ¿Considero relevante su opinión?

Se trata de una crítica constructiva que obedece a la intención de ayudarnos a mejorar o más bien se trata de un llamado a complacer a otros, revisar la naturaleza de esta crítica es otro punto a tener en cuenta. Si consideramos que se trata de una crítica válida, analizar qué podemos hacer para corregir esa situación, a qué tipo de comportamiento obedece y asumirlo como una oportunidad para mejorar, sin golpearnos o enjuiciarnos con la severidad de la culpa. Así como la crítica nos llama a revisar aquello que salió mal, revisar aquello que salió bien y reconocerlo.

Definir qué busco con la recepción de esta crítica, si quiero ganar desde el egocentrismo y la necesidad de tener la razón a toda costa, o si por el contrario quiero aprender y conocerme mejor desde la perspectiva de los otros. Es una cuestión de elegir con que actitud estoy dispuesto a recibir las críticas. Revisar si lo que busco es aprobación, reconocimiento o si verdaderamente estoy dispuesto a trascender. Nadie es perfecto en todo cuanto hace, dice o actúa.

Para terminar, es importante recordar que las críticas no siempre son de carácter personal, diferenciar el carácter de la crítica y no tomarlas a pecho es otro punto importante en este balance general de enfrentamiento a las críticas.

sandraleventhal@gmail.com

 

Imagen: