EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/144753
Así Nos Conocimos 19 de Agosto de 2017

Trabajo en equipo, el toque secreto de Nacira y John

El usuario es:

Foto: Carolina Meneses.

Salir a comer y compartir en casa son los planes preferidos por Nacira Cure del Castillo y John Nazir Jatib los fines de semana.

Daniela Murillo Pinilla

ara esta pareja la mutua tolerancia y el respeto han sido las claves que les ha permitido conquistar juntos, durante más de 40 años, sus sueños personales y laborales.

“Como si se tratase de una historia de amor, de esas que vemos en las películas, la primera vez que vi a John me reafirmé a mí misma que el amor a primera vista sí existe. Y, desde ese momento, no he dudado ni un solo segundo de lo que hemos construido como pareja”, contó la diseñadora textil magangueleña Nacira Cure Del Castillo refiriéndose a los comienzos de su historia de amor con su esposo, Jhon Nazir Jatib. 
 
Se conocieron luego de que una amiga cartagenera que tenían en común los presentaron, cuando Nacira se encontraba cursando décimo de bachillerato y John adelantaba su formación profesional como administrador de empresas en la Universidad de la Costa. 
 
“A mí me gustó mucho su forma de ser y fue por eso que continué llamándola durante los siguientes 15 días. Al poco tiempo, decidí no pensarlo más y tomamos la decisión de comenzar una relación sentimental”, estableció John, quien es oriundo del municipio de San Marcos, en Sucre.
 
Por aquel entonces, la pareja disfrutaba ir todos los fines de semana a la playa, salir con amigos a bailar y reunirse para cenar en establecimientos de comida rápida. “Nos encantaba comer hamburguesas, perros calientes y malteadas. Comer siempre ha sido nuestro plan número uno”, confiesa, entre risas, Nacira. 
 
Para esta pareja, valorar cada momento que compartían juntos era una consigna que siempre procuraban tener presente. “En aquella época mi papá era muy estricto con las salidas y, sobretodo, era muy celoso, por lo que siempre aprovechábamos el tiempo y encontrábamos una forma para vernos”, afirmó Nacira. 
 
Luego de que John terminará de estudiar su carrera profesional, empezó a trabajar con un amigo en una empresa de confecciones.
 
“Esa fue mi primera experiencia en este sector. No obstante, después, empecé con Nacira, cuando aún éramos novios, un negocio de camisería para niños. Es muy curioso, porque toda la vida siempre hemos estado vinculados al ámbito del diseño y de la ropa infantil”, confesó John. 
 
Así fue como, seis años después, John se sintió lo “suficientemente responsable” como para dar un paso más en la relación. 
 
“Yo tenía 28 años y ella, 26. Ya estábamos más maduros y nuestra relación siempre se caracterizó por tener una convivencia tranquila, porque a pesar de que es normal encontrar dificultades en las parejas, nosotros siempre nos hemos ayudado mutuamente. Las relaciones son un compromiso donde cada quien da su aporte y nosotros ya estábamos en ese punto, por lo que le propuse casarnos”, manifestó John.  
 
Nacira no dudó en aceptar esta propuesta. Se casaron el 19 de diciembre de 1981 en una ceremonia católica e íntima en la Iglesia Nuestra Señora de las Gracias de Torcoroma. Después, celebraron junto a sus familiares y amigos más cercanos en una recepción que se realizó en el Club Campestre.
 
Los novios a la salida de la iglesia el 19 de diciembre de 1981. 
 
“Recuerdo que yo me disfruté ese día de principio a fin. No hice nada más que bailar y pudimos compartir con nuestros seres queridos. Al otro día viajamos a San Andrés por una semana, para celebrar nuestra luna de miel. Hoy en día, ya llevamos juntos 42 años: 36 de casados y 6 de novios”, recordó Nacira. 
 
Trabajar juntos, poco a poco, se convirtió en el secreto de la felicidad de ambos. Aunque el negocio de la camisería para niños se acabó, el matrimonio les abrió nuevas puertas. Crearon la marca Kids Express, una propuesta de ropa para niñas que ya lleva más de 25 años en el mercado nacional. Nacira se encarga del diseño y la elección de los textiles e insumos, mientras que John, de la parte administrativa y comercial.
 
“Ha sido una experiencia muy bonita porque desde el momento en el que nos casamos, nos convertimos en un equipo que siempre ha tenido el propósito de sacar adelante nuestro proyecto laboral y a nuestras hijas: Karen, Grace y Stephanie”, afirmó el administrador de empresas.
 
La pareja junto a Clara Del Castillo y Farid Cure, padres de Nacira, y sus tres hijas: Karen, Stephanie y Grace. 
 
Frente a esta afirmación, Nacira opina que ha sido la tolerancia y el respeto mutuo el que les ha permitido superar cada dificultad. “Nunca nos acostamos a dormir estando disgustados con el otro, esa es una regla para vivir un matrimonio tranquilo y feliz”. 

Etiquetas

Más de revistas