EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/145585
Así Nos Conocimos 14 de Octubre de 2017

Ni las enfermedades ni la muerte han separado a Jorge Klee y Cielo Reales

El usuario es:

Foto: Orlando Amador y archivo particular

En la sala de su apartamento, Jorge Humberto Klee le recita poemas a su esposa Cielo Reales de Klee.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@lore013

Hace 53 años esta pareja de barranquilleros decidieron unir sus vidas. Aseguran que los problemas de salud y la pérdida de un ser amado los han fortalecido y unido a través del tiempo.

Mirándose fijamente y dejando escapar una que otra sonrisa, la docente de la Universidad Autónoma del Caribe, Cielo Reales de Klee y el periodista deportivo, Jorge Humberto Klee, se preguntan cómo se conocieron. Jorge Humberto toma la palabra y con voz trémula menciona que en su época de oro como locutor de radio decidió estudiar Derecho en la Universidad Libre, carrera que le permitió adquirir otro título como profesional y conquistar el corazón de su amada. 
 
“El primer día de clases me senté junto a varios compañeros, en ese entonces trabajaba en Emisoras Unidas del circuito radial ABC, a mis 23 años. Reunidos vimos entrar al grupo de muchachas nuevas y a mí me llamó la atención una cachaquita que tenía cachetes rojos y una falda ancha de color rosado con marrón y amarillo, que le quedaba muy bonita en la cintura (...) Comenzaron las clases, la empecé a conocer y resulta que la cachaquita era más costeña que yo, ella era mi Cielo”, cuenta Jorge Humberto, como si hubiera sucedido ayer.
 
Luego de este episodio aseguran que  continuaron en conversaciones. Cielo Reales recuerda que un día cualquiera recibió una llamada de Jorge Humberto, de la cual nunca supo cómo hizo para  conseguir su teléfono. Ante esto, Klee responde que fue posible gracias a sus habilidades como periodista.
 
El barranquillero continúa el relato y menciona que al transcurrir un año decidió declararle su amor. La respuesta de Reales fue positiva, de modo que consolidaron un noviazgo que duró cinco años. 
 
“Cuando la visitaba sucedía algo particular. Ella y yo nos sentábamos juntos, pero de frente se ponía uno de mis cuñados y varios vecinitos de Cielito. Cuando yo le agarraba la mano a ella, Toño, su hermano, gritaba: le tocó la mano, le tocó la mano”.
 
En abril de 1964 contrajeron nupcias en la iglesia del Perpetuo Socorro y desde entonces, para ellos, su relación se ha fortalecido a causa del amor que sienten.
 
 Jorge Humberto manifiesta que su esposa es inteligente, de mucha decisión. Estima que solo basta dialogar algunos minutos con ella para reflexionar y tomar decisiones asertivas. Rememora que su belleza interna y externa, que aún conserva, además del movimiento de sus caderas cuando las contoneaba de un lado a otro y la capacidad de interactuar con las personas que la rodean, fueron atractivos que lo cautivaron.
 
Por su parte, Cielo Reales indica que la voz de quien es hoy miembro honorario y de mérito de la Asociación Mundial de Boxeo, atrajo su atención para siempre. Señala que él “tiene una generosidad que no mide”. También, rescata cada detalle que tenía y aún sigue teniendo: desde escribirle notas hasta dedicarle poemas. 
 
“Nuestra unión ha sido linda. El amor infinito y en todas sus acepciones es lo que nos ha mantenido unidos”.
 
Esta pareja asegura que aún se ama como la primera vez.
 
Señalan que hijo biológico no tuvieron, pero sí hijos “que algunas personas crían con el alma”. Ese puesto lo recibió Adriana, una niña que les fue entregada cuando tan solo tenía un año de edad. 
 
“Cuando Adrianita fue a celebrar sus 15 años, Klee y ella se pusieron de acuerdo para escoger el vestido. Al momento de llevarla a medírselo nos dijo que tenía ganas de vomitar. Desde ahí presentó una crisis rara que no duró mucho tiempo. Adrianita murió antes de cumplir los 15 años y creemos que fue a causa de una bacteria en la médula espinal”, expresa Cielo.
 
Aseguran que esta pérdida fue dolorosa. No obstante, los unió mucho más. Para superarlo fue necesario mudarse de apartamento. Hoy día Klee educa a la hermana de Adriana, Estefanía, que tiene 21 años y cursa cuarto semestre de Ingeniería de Sistemas. Él afirma que una relación necesita tolerancia, respeto y sinceridad.
 
“Es importante que una pareja no guarde secretos. Hay muchas parejas que le huyen a los momentos difíciles, pero nosotros tenemos la bendición de Dios de afrontar los inconvenientes. Si ves a Cielito, ella tiene cuatro operaciones en el cerebro. A mí me han operado  del corazón y de la hernia hiatal. También he presentado cáncer en la próstata, arteriosclerosis y, con todo esto, estamos unidos y vamos pa delante. Lo que nos pasó hace parte del ayer”.
 
Para Jorge Humberto klee...
“Una relación para que pueda durar necesita de tolerancia, respeto y mucha sinceridad”.
 
Según Cielo Reales de Klee...
“Jorki es un ser muy amoroso, noble y su generosidad no tiene límite”.
 
Jorge Humberto Klee y Cielo Reales de Klee, el día que juraron amor eterno ante el altar (abril de 1964).
 
Los novios un día antes de sus nupcias. En la foto, los dos abrían los regalos de todos sus invitados.
 
 
 

Etiquetas

Más de revistas