EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/146724
Así Nos Conocimos 16 de Diciembre de 2017

María del Mar y Fabio Tovar, juntos en la misma dirección

El usuario es:

Foto: Orlando Amador Rosales

Loraine Obregón Donado - Instagram:@lore013

Con una década de casados, esta pareja barranquillera asegura sentirse fortalecida con la llegada de sus tres hijos, el valor de la familia, la admiración mutua y el compartir múltiples experiencias juntos.

Ser modelo podría ser el sueño de cualquier persona. Seguramente también el del comunicador social y periodista Fabio Tovar y, la profesional en Relaciones Internacionales María del Mar Cordón. De hecho, hace 13 años los dos dedicaban sus vidas al modelaje de fotografía y entre campañas publicitarias coincidieron, cruzando una que otra palabra.
 
Tovar y Cordón aseguran que en un principio no hubo atracción y amor, pues el corazón de los dos ya tenía dueño. Pero, luego de un año el destino puso todo en su lugar, Fabio dio el paso e invitó a salir a María del Mar.
 
“Todo empezó cuando los dos quedamos solteros. Recuerdo que él me conquistó porque me dijo que pasara por una margarita, yo fui y empezamos a chatear. Después de esto las salidas se dieron, pero a escondidas, pues yo tenía un viaje para Barcelona donde estudiaría Técnicas de Maquillaje y él debía viajar hacia Miami. Pensando en la situación decidí que no debía ennoviarme con él, porque íbamos a estar separados por varios meses. Sin embargo dimos el paso, regresamos a la ciudad, yo terminé mi carrera, Fabio tomó las riendas del negocio de su familia y continuamos en nuestra relación”, manifiesta María del Mar.
 
El tiempo siguió su curso y, luego de tres años de noviazgo, precisamente el 17 de junio de 2007, Fabio Tovar con 27 años y María del Mar Cordón con 23 (en ese entonces) unieron sus vidas ante el altar de la iglesia Nuestra Señora del Carmen de Puerto Colombia. 
 
Esta pareja menciona que las edades de los dos pudieron ser consideradas tempranas para tomar el sacramento del matrimonio, pero afirman que la decisión fue tomada con mucha determinación y siempre con el apoyo de sus familias.
 
Por su parte, Tovar manifiesta que pedirle la mano a María del Mar se dio sin una planeación previa. Sucedió justo cuando los dos, en compañía de amigos en común, cenaban juntos en la Plaza Santo Domingo de Cartagena. 
Rememora que ese momento se tornó especial y propicio para declarar su amor, así que no dudó en ceder. Y aunque no contaba con los anillos, esto no fue impedimento para que María del Mar diera como respuesta “sí”. 
 
En la actualidad. Bajo la penumbra de la noche, los dos viajan al pasado recordando el génesis de su historia de amor, regresan al presente y coinciden en que empezar una familia siendo jóvenes no fue fácil. No obstante, todo se ha  dado con el pasar del tiempo y de una forma emocionante.
 
“Nosotros hemos podido disfrutar juntos de lo poco o lo mucho. Estamos agradecidos con Dios porque sabemos que en la vida es difícil encontrar a la media naranja y siento que nosotros estamos hechos el uno para el otro. Es más, nuestros planes siempre han estado muy coordinados (...) La base de nuestro matrimonio ha sido primero Dios y segundo la familia”.
 
Recuerdan que, a los seis meses de haber oficializado su unión, la vida los sorprendió con la llegada de su primer hijo, Santiago. Al transcurrir cuatro años del nacimiento de su primogénito llegó a hacerles compañía el segundo de su generación, Sebastián. Y, por último, luego de cuatro años la cigüeña volvió a tocar las puertas de su hogar en compañía de Felipe.
 
Fabio Tovar explica que de su esposa vive enamorado todos los días. Admira su belleza interna y externa. También disfruta de ella como su mejor amiga, una mujer con la que entabla conversación durante horas sin aburrirse. 
Dice que hay algo especial entre los dos, una complicidad y un amor incomparable, capaz de solucionar cualquier situación que les genere molestias solo con el hecho de darse un beso.
 
María del Mar manifiesta que de su esposo admira que sea un hombre centrado, inteligente, creativo, amoroso y un papá responsable.
 
Aseguran que durante su primera década de casados lo que más los ha fortalecido son sus hijos, la admiración mutua y el hecho de que sus planes vayan en una sola dirección.
 
“Yo a él lo admiro todos los días y él siente eso mismo por mí. Y pienso que cuando uno pierde la admiración por el otro, el amor se puede acabar. Por eso es que es importante que siempre reguemos la matica y en todo momento ser detallista”, señala la barranquillera.
 
Tovar menciona que aunque tienen diferencias en gustos musicales, él amante al rock, blues y jazz, ella tropical y urbana, tienen muchas otras cosas en común. Por ejemplo, recibir a la familia con los brazos abiertos y atenderlos con amor.
 
María del Mar y Fabio posan en la terraza de su hogar, junto a sus tres hijos: Santiago, Sebastián y Felipe.
 
Un momento difícil. Preguntarle a Fabio por el momento más difícil que han enfrentado como pareja significa que su mente traiga al presente el nacimiento de su último hijo, el 2016. 
 
“María del Mar estaba embarazada de Felipe y en el parto surgió una complicación muy rara y grave: inversión uterina. Esto la llevó a cuidados intensivos durante tres días, le tuvieron que hacer varias transfusiones de sangre y se vio muy mal. Gracias a Dios el cuerpo médico que estuvo al frente del caso logró salvarle la vida, le salvaron su útero y hoy seguimos aquí, juntos. Ahí es donde tú dices que lo único que importa es la salud, porque mientras haya esta lo demás se supera”.
 
Agrega que enfrentar esta enfermedad lo hizo experimentar un sentimiento ambivalente: felicidad por la llegada de su tercer hijo y tristeza por el estado de salud de su esposa.
Los dos coinciden en que luego del nacimiento de Felipe han logrado sentirse más compenetrados como pareja. Cada día vivido es, para ellos, una bendición y un motivo para agradecer. Aseguran que hoy disfrutan más cada instante juntos.
 
Según María del Mar...
“Yo admiro a Fabio porque es un papá responsable, es amoroso, inteligente, centrado y muy creativo”.
 
Según Fabio Tovar...
“Yo vivo enamorado de la belleza interior y exterior de mi esposa. La admiro porque es entregada”.
 
 
 

Etiquetas

Más de revistas