EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/129634


Ambientes
28 de Diciembre de 2013

Barranquilla, brillante por la alegría decembrina

Vivian Saad
El alumbrado navideño de parques, avenidas principales y algunas casas que continúan la tradición es uno de los atractivos para quienes buscan contagiarse del atractivo de la época.
Vivian Saad
Vivian Saad
La Plaza de la Paz está adornada por un gigantesco árbol, que sirve como marco para la Catedral.
Vivian Saad
Vivian Saad
Osos polares y pingüinos hacen parte del decorado de los parques más concurridos de la ciudad.
Vivian Saad
Vivian Saad
Calles y avenidas principales, como la 84, fueron dotadas con miles de guirnaldas de luces.
Vivian Saad
Vivian Saad
Blancanieves, sus siete enanos y otros personajes de cuento hacen parte de la decoración del Parque Los Fundadores, que ha sido muy elogiada.
Vivian Saad
Vivian Saad
Vivian Saad
Este gran Papá Noel es el principal atractivo de la casa, por doblar el tamaño de la puerta de entrada.
Vivian Saad
Vivian Saad
Los árboles de luces están presentes en muchos parques.
Vivian Saad
Vivian Saad
La naturaleza también ha servido de inspiración a los alumbrados.
Vivian Saad
Vivian Saad
Aunque son pocas las casas que conservan la tradición de iluminar las fachadas de sus casas, todavía pueden verse.
Vivian Saad
Vivian Saad
Vivian Saad
Vivian Saad
Vivian Saad
Vivian Saad
Vivian Saad
Vivian Saad
Vivian Saad
Vivian Saad
Vivian Saad

Diciembre es sinónimo de unión familiar, celebraciones y fiestas con amigos. Pero para las calles de muchas ciudades y municipios, es sinónimo de miles de luces adornando sus calles, parques y avenidas. Barranquilla no es ajena a esta tradición de alumbrar sus espacios urbanos, pese a que la costumbre de hacerlo con las fachadas de las casas ha ido disminuyendo notablemente.

El ejemplo comienza en las calles y muchos parques de la ciudad. Importantes vías como la calle 84 y las carreras 53 y 54, dispuestos como corredores de luz que llaman la atención de conductores y transeúntes por igual, y que además resulta ser una distracción para el tráfico.

Los parques y sitios emblemáticos son el centro de la decoración navideña, puesto que reúnen a familias de grandes y pequeños por igual. Este año, la temática gira en torno a los animales, bien sean los polares y referentes de la Navidad como osos, y pingüinos, o los marinos como ballenas y morsas, que encantan a los niños en cada foto o cada juego.

Una imagen común en muchos de estos lugares, iluminados por la Alcaldía, es un gran árbol de Navidad que hace parte, incluso, de escenarios emblemáticos como la Plaza de la Paz. Si se mira con el ángulo correcto, pueden capturarse el árbol y la Catedral Metropolitana María Reina en un solo cuadro.

Otro de los lugares favoritos de quienes recorren los alumbrados es el Parque Los Fundadores, que se vuelve un escenario de cuento con los personajes de historias infantiles más queridos: Blancanieves, Shrek y otros, están allí.

Las casas, no tan brillantes. La ruta de luces por esta temporada incluía en el pasado a las casas de distintos sectores, que llamaban la atención de todos por sus elaboradas decoraciones, que las hacían parada obligatoria del recorrido. Hoy en día, la situación es bastante diferente. Aunque persiste la tradición de adornar las casas, las luces de hoy se asoman tímidas comparadas con las de otros años, fastuosas e imponentes. 

Diciembre es sinónimo de unión familiar, celebraciones y fiestas con amigos. Pero para las calles de muchas ciudades y municipios, es sinónimo de miles de luces adornando sus calles, parques y avenidas. Barranquilla no es ajena a esta tradición de alumbrar sus espacios urbanos, pese a que la costumbre de hacerlo con las fachadas de las casas ha ido disminuyendo notablemente. El ejemplo comienza en las calles y muchos parques de la ciudad. Importantes vías como la calle 84 y las carreras 53 y 54, dispuestos como corredores de luz que llaman la atención de conductores y transeúntes por igual, y que además resulta ser una distracción para el tráfico.

Los parques y sitios emblemáticos son el centro de la decoración navideña, puesto que reúnen a familias de grandes y pequeños por igual. Este año, la temática gira en torno a los animales, bien sean los polares y referentes de la Navidad como osos, y pingüinos, o los marinos como ballenas y morsas, que encantan a los niños en cada foto o cada juego. Una imagen común en muchos de estos lugares, iluminados por la Alcaldía, es un gran árbol de Navidad que hace parte, incluso, de escenarios emblemáticos como la Plaza de la Paz. Si se mira con el ángulo correcto, pueden capturarse el árbol y la Catedral Metropolitana María Reina en un solo cuadro.

Otro de los lugares favoritos de quienes recorren los alumbrados es el Parque Los Fundadores, que se vuelve un escenario de cuento con los personajes de historias infantiles más queridos: Blancanieves, Shrek y otros, están allí.

Las casas, no tan brillantes. La ruta de luces por esta temporada incluía en el pasado a las casas de distintos sectores, que llamaban la atención de todos por sus elaboradas decoraciones, que las hacían parada obligatoria del recorrido. Hoy en día, la situación es bastante diferente. Aunque persiste la tradición de adornar las casas, las luces de hoy se asoman tímidas comparadas con las de otros años, fastuosas e imponentes. 

Por: Jeniffer Varela Rodríguez 

REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Anuncio